Una Navidad para la paz

Mis queridos hermanos y amigos:

El Señor nos va a nacer. De nuevo celebraremos el cumplimiento de lo que preveía el profeta como el momento y el modo de la “salvación” para Israel. Así se expresaba Isaías: “Porque un Niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado: lleva a hombros el principado, y es su nombre: Maravilla de Consejero, Dios guerrero, Padre perpetuo, Príncipe de la paz”. Sigue leyendo