En el Jueves Santo del Año 2000, Año Santo Jubilar-

Día del amor fraterno

Queridos hermanos y amigos:

Cada Jueves Santo trae a nuestra memoria y a nuestro corazón las entrañables palabras del Señor a sus discípulos: “He deseado ardientemente comer esta Pascua con vosotros antes de padecer” (Lc 22,15). La tarde en la que iba ser entregado se entregó El primero. Quiso anticipar la Pascua, la entrega, con los más suyos. En aquella tarde Jesús, el Maestro, nos dio lecciones inolvidables con gestos y signos insuperables. Sigue leyendo