En camino hacia el tercer milenio

Mis queridos hermanos y amigos:

De nuevo es tiempo litúrgico de Adviento. El Señor viene, está ya cerca. El anuncio del Angel Gabriel a María indicándole que iba a ser la Madre del Salvador y su aceptación incondicional de la voluntad de Dios -“Hágase en mí según tu palabra”- encierran una vivísima actualidad. Las promesas se cumplen, los anhelos y esperanzas más hondas de la humanidad se van a ver satisfechas en forma y por caminos que superan toda medida humana: Sigue leyendo